viernes, 28 de noviembre de 2008

DICTAMEN DE ESCOLARIZACIÓN 3

Despues de todos los malos ratos pasados con esta revisión de dictamen y una vez remitido a Inspección Educativa, el Inspector de zona me citó para una reunión. Acudí y expuse todos mis motivos para firmar no conforme, el inspector en cuestión no había podido localizar el informe de Miguel, por lo que se tomó nota de todo lo que hablamos en un papelito. Intentó ser tranquilizador, diciendo que entendía la situación, que no me preocupara que todo se iba a solucionar, que él haría los trámites para que Miguel pasara al colegio público de la zona, éste era un colegio de nueva creación, de hecho sólo llevaba dos meses abierto. Salí más tranquila pero con un poco de recelo por todo lo acontecido. Al mes más o menos me llama por teléfono y me dice que ya está todo claro, que Miguel para el curso siguiente estará en combinada con el centro al que acudía y el específico de la zona. Yo armo en cólera y del trabajo me fui corriendo a Inspección, enfadada hablo con él le explico cómo habíamos quedado y el "buen hombre" me dice que ha perdido el papelito y que no se acordaba, pero que no me preocupe que él lo soluciona todo y dejaría a Miguel matriculado a tiempo completo en el ordinario público de la zona. En esta conversación, me doy cuenta que este hombre no se entera de nada, no recordaba nada de la reunión anterior, tuve que volver a explicarle todo, me sentía fatal, con una impotencia total, este hombre no había escuchado nada, que garantías tendría de que esta vez si lo hiciera? Al final salí de Inspección, más enfadada que cuando entré, y pensando en llamar semanalmente para que me confirmaran que todo estaba bien. Así lo hice, llamé varias veces y me decían que todo estaba en trámite y que el niño estaría al 100% en el ordinario. Cuando se cumplió el plazo para sacar las listas de los niños admitidos a los centros, fui a su nuevo colegio y allí estaba su nombre, por fin podía respirar tranquila..., o eso creía yo. A final del mes de Junio, ya estábamos los niños y yo de vacaciones, de hecho estábamos en la piscina tan tranquilitos y me llama una amiga que trabaja en el colegio de Educación Especial de mi zona, y me dice que Miguel está admitido en su colegio en combinada. En ese momento se me cae todo al suelo, otra vez. Llamó a mis padres para que se queden con los niños y casi en bikini me voy al colegio donde yo lo había matriculado, consigo localizar a la directora para hablar con ella, y le pregunto si ella sabe si el niño está matriculado en combinada, me dice que ella no tiene constancia, pero que lo mejor sería que cogiese al niño y lo llevase al específico, ¡¡Toma ya!! Mi respuesta fue que con que criterio me decía eso sin haber visto nunca a mi hijo, se calló y yo me fui pitando a Inspección. Para quien no me conozca soy una mujer bastante correcta, conciliadora y siempre intento buscar el dialogo, porque sé que es el mejor camino, sin embargo cuando llegué no pude controlarme y le grité al Inspector, ¿con que derecho me decía a mi una cosa y luego hacía otra?, le dije que Miguel no era un número que pudiera bailar de un papel a otro, delante de todos sus compañeros le dije que me pasara con su superior porque quería presentar una queja y solucionar el problema. Me acompañaron al despacho de éste que me vio muy nerviosa y decidió pasarme con otra persona con gran experiencia en Educación Especial y que llevaba los temas de escolarización. Al decirme el nombre de esta persona me tranquilicé un poco porque por referencias sabía que era una persona muy competente. Le explico todo de nuevo desde el principio y su respuesta fue alucinante: En la junta de escolarización él vio el dictamen del niño y se olvidaron de mostrarle el no conforme, así que indignado me dijo cómo debía hacer la reclamación y que de verdad estuviera tranquila que él personalmente lo solucionaría. Estaba indignado porque nos habríamos ahorrado muchos disgustos y mucho trabajo si todo se hubiera hecho conforme tocaba. Me fui mucho más tranquila, aunque bastante incrédula y esperándome más sorpresas. La primera semana de septiembre me llegó la resolución donde ponía que Miguel estaba escolarizado a tiempo completo en el ordinario.

9 comentarios:

La Sonrisa de Arturo dijo...

!Hola!!
Hace mucho que no te pongo un post...pero te sigo leyendo. Tomo nota de lo que te ha pasado...tengo que ir en breve a educación a solicitar más horas para Arturo. Tengo que esperar a ver que sale de la reunión con la orientadora..pero lo tengo claro, necesita más horas, hay que dárselas y en su colegio como prioridad número 1.
Un beso para ti y para tus niños

Maite dijo...

Unos incompetentes, unos disgustos tremendos para vosotros, y por cierto, la directora del colegio, se lució con el comentario.
Hasta ahora no he tenido ningún problema, claro está que aun he tenido que tocar pocas puertas. Lo que se aprende es que hay que estar alerta continuamente y no dar nada por sentado.
A ver qué tal te sale a tí también Esther.

Miguel, autismo y lenguaje dijo...

Hola Esther, yo también te sigo, aunque apenas escribo, ya ves que hasta en el blog voy muy poco a poco. Es muy importante que tengas claras las cosas, si crees que necesita más horas, ve a por ello y pelea lo que consideres mejor para Arturo. Un abrazo Inma

Miguel, autismo y lenguaje dijo...

Hola Maite, así es, exactamente como dices, no hay que dar nada por sentado y hay que estar siempre alerta. Dentro de las diferentes administraciones hay mucha gente competente y responsable con su trabajo, pero también hay algunos que no lo son y con éstos ¡cuidado!
Un abrazo, Inma

La Sonrisa de Arturo dijo...

!Hola Inma!!
Claro que necesita más horas, y las solicitaremos.Siempre desde el "buen rollo" con el colegio ya que el trato humano hacia mi hijo es excelente, y eso no se encuentra en todos los sitios...
El tema Atención Temprana ya lo tengo reclamado..."la he liao parda",y ahora vamos a la segunda fase...el cole. Lo importante: Arturo sigue pá lante, cada vez mejor y feliz.

Sandra dijo...

Vaya odisea, que pena encontrarte con personas tan incompetentes e ignorantes, pero ya veo que tu hijo con la madre que tiene saldrá adelante,

un saluditoooo desde Gran Canaria

Miguel, autismo y lenguaje dijo...

Gracias Sandra, la verdad que todas las madres en general somos luchadoras, pero cuando encima te ves sóla contra el mundo, sacas fuerzas de donde no las hay. Los hijos son motores para las madres, tengan autismo o no, cualquier injusticia, sea del hijo que sea, te da fuerzas para todo. Un abrazo Inma

Esther, mami de Pablo dijo...

Muchas gracias por contar tu experiencia, este año nos toca a nosotros pasar por todo esto y solamente de leerte estoy cargada de energia para luchar.

Miguel, autismo y lenguaje dijo...

Hola Esther, mucho ánimo con el dictamen, en muchas ocasiones los profesionales se portan como tales y no hay problemas. Lo malo es cuando se creen que tiene derecho a decidir sobre la vida de cualquier niño, olvidándo que lo suyo es orientar. Un abrazo Inma