viernes, 27 de febrero de 2009

Más sobre conceptos temporales

Hace poco os escribía sobre cómo Miguel había ido aprendiendo e incorporando en su vocabulario los conceptos temporales. Os comentaba sobre cómo el mañana parecía que lo comprendía, sin embargo cada día tengo más claro que ha sido un aprendizaje memorístico sin comprensión real del concepto. Esta condición de los aprendizajes de memoria en Miguel se dan de manera muy frecuente, de hecho lo hace tan bien que muchas veces pienso que lo ha comprendido y que el concepto está adquirido. Sin embargo con el tiempo me doy cuenta de que sigue siendo su memoria la que está funcionando, no su razonamiento. Hace unos días me di cuenta de una cosa, como ya he comentado en otras ocasiones Miguel, sabe en qué día se encuentra, y qué día será el siguiente, él dice "hoy es viernes, mañana es sábado", en la secuencia no comete errores, esto es fácil de entender porque es un aprendizaje memorístico, el sábado siempre va después del viernes, sea de día o de noche, en España o en Rusia, esto no varía. Últimamente está incorporando el concepto de pasado mañana, aunque él dice sólo pasado, "hoy es viernes, mañana es sábado y pasado domingo", yo pensaba que lo había generalizado bien, ya que es una secuencia invariable y para su estilo de pensamiento resultaría fácil memorizarlo. Pero de nuevo Miguel me sorprende y me doy cuenta que el "pasado", lo asocia a "pasado viernes de la piscina". Todos los viernes Miguel tiene actividad de piscina, es su actividad favorita de la semana. De hecho cuenta los días para llegar al viernes y ha asumido esta actividad cómo recompensa de la semana. Me explico, a Miguel nunca le ha gustado demasiado ir al cole, hemos pasado por diferentes temporadas, pero en general la ida al colegio ha sido mala o peor. Principalmente el momento que pensaba que tenía que ir, luego iba calmándose y podía incluso entrar tranquilo. La cuestión es que desde el curso pasado, la piscina ha sido un superrefuerzo para él, sin utilizarlo por mi parte conscientemente como refuerzo, ésta función se la ha dado él solo. Hace semanas que ha empezado los domingos por la tarde a enfadarse y a decir "mañana no es lunes y no hay cole", cómo si pudiera cambiar los días a su antojo, esto le produce bastante ansiedad, puede incluso acabar llorando y sintiendo una gran frustración. Es una pena porque esto no le permite ni disfrutar del domingo. Así que para que fuera menos importante el lunes, empezamos a decirle, y después martes, y luego miércoles,... para que viera que enseguida llegaba el fin de semana. Además hemos asignado alguna actividad favorita para cada día, de manera que tuviera una buena visión de la secuencia, por ejemplo el martes psicomotricidad, que le encanta, el miércoles a casa con los abuelos, el jueves los patines, porque en Educación Física este trimestre toca patinar y el viernes a la piscina.
Bueno pues esta estrategia le ha servido y ahora por la mañana se levanta y dice "hoy es..., mañana es... y después..." Y creo que lo que ha pasado es que cuando es miércoles, ve más cerca el viernes y eso le ha llegado más, porque el "pasado" de miércoles es viernes de la piscina, total que en varias ocasiones ha dicho, "hoy es jueves y pasado viernes de la piscina". La conclusión viene a ser que cada día Miguel me confirma más que su aprendizaje es memorístico, que la comprensión va por detrás y que su pensamiento es de asociación de ideas.

7 comentarios:

Isabel dijo...

Inma, por algún lado se empieza, primero lo memoriza, y ya lo comprendera. Ginés si sabe direnciar ayer, hoy y mañana, pero no sabe el orden de los dias de la semana. Que dificil es a veces las cosas. Besos.

MamideGlori dijo...

No es el razonamiento el que falla. Es el lenguaje. Para Miguel pasado y mañana se diferencian muy poco. Las palabras para ellos no tienen el mismo contenido, piensan en imágenes. La imagen de mañana y de pasado mañana es prácticamente la misma, es lo que va a venir después de hoy. Es comprensible que confunda los términos. Yo si creo que tienen conceptos temporales, lo que creo que falla es su manera de expresarlos oralmente. Si razona, pero no en palabras. Tiene que traducir constantemente sus penasmientos visuales abstractos a palabras concretas. Eso es dificilísimo para ellos. Mucho ánimo y ya verás como puede que su confusión demuestre lo contrario, que ahora está realmente comprendiendo el significado. Piénsalo de esta manera. Se equivocan cuando lo entienden, y no cuando lo repiten memorísticamente. Es una cosa curiosa.

Graciela dijo...

Tesoro me duele que no pueda disfrutar el domingo!!!, tal vez si no asocia el lunes con la escuela???...como nosotros asociamos al trabajo y decimos por dentro MAÑANA LUNES COMIENZA LA FIESTA DE AQUÍ PARA ALLÁ, se ha comprobado que en el atardecer mucha gente siente tristeza.
De algún modo lograrán ustedes y el la comprensión, será así...besos a todos!!!

Inma Cardona dijo...

Hola Isabel, cierto que es todo muy dificil, siempre digo que el desarrollo de Miguel, no es lineal, como en el desarrollo neurotípico, en el que una cosa va detrás de la otra. Su desarrollo es más por picos, en unas cosas destaca mucho y en otras no llega. Pero tampoco me preocupa en exceso, él sigue constantemente aprendiendo cosas y desarrollandose, eso es lo importante. Un abrazo Inma

Inma Cardona dijo...

Hola Eva, para mi razonamiento y lenguaje van intimamente unidos. No me preocupa que Miguel razone o memorice, simplemente lo expongo para que se entienda su estilo de pensamiento. Nosotros lo basamos todo en el razonamiento, Miguel no y aún así puede manejarse muy bien. Respeto mucho su estilo de pensamiento, me encanta comprenderlo, creo que debo darle estrategias para poder comprender un poco mejor el mundo neurotípico, y cómo le decía a Isabel, Miguel sigue evolucionando y aprendiendo nuevas cuestiones. Un abrazo Inma

Inma Cardona dijo...

Hola Graciela, es tan dificil que no asocie el lunes con la escuela... En eso Miguel está perfectamente incluido en la sociedad, todos asociamos el lunes a la actividad laboral o escolar. Es cuestión de que vaya asumiendo cosas, la madurez conlleva eso, asumir que lo que no te gusta no puede desaparecer, y seguro que él lo irá asumiendo o al menos llevándolo mejor cada vez. Un abrazo Inma

silvia dijo...

Hola Inma, soy mama de una nena de 10 añazos y tenemos un problema similar con el lunes, lo asocia con la escuela y adios buen humor, "quiero vivir en vacaciones" es su frase preferida y casi me convence pero... adios interaccion. Un abrazo