sábado, 6 de septiembre de 2008

Juego

Todos sabemos la importancia que tiene el juego en la educación de cualquier niño, en los nuestros también, aunque hemos de saber que para las personas con autismo es complicado. Algunos niños con autismo no demuestran ningún interés hacia el juego ni hacia los juguetes, en ocasiones cogen apego a algún objeto que puede ser un juguete, pero se limitan a llevarlo con ellos, no lo usan para jugar. Es importante intervenir en ese aspecto e intentar despertar interés hacia el juego. Debemos iniciar el juego funcional lo antes posible. Por juego funcional entendemos el que demuestra que conocemos la función social de ese objeto. Por ejemplo, con un coche, el juego funcional adecuado sería hacerlo rodar, se diferencia del juego simbólico porque éste es más elaborado, más adelante explico el juego simbólico y sus dificultades. Un juego habitual en los niños con autismo, pero que no es funcional es coger el coche, darle la vuelta y girar las ruedas. Este podría ser un juego de exploración adecuado para un niño de 9 meses que investiga y explora, pero que su propia evolución hará que siga avanzando. Sin embargo nuestros niños, se enganchan a este tipo de juego y no evolucionan, sí varían un poco su exploración pero es demasiado rígida, hacen girar las ruedas con distintos dedos, miran las ruedas desde distintos angulos, las giran despacio y deprisa, etc. En el método TEACCH nos dicen que hay que enseñar a jugar a los niños, muchos niños aprenden antes a trabajar que a jugar, a seguir instrucciones que a crear su juego, por eso nos insisten en que "el trabajo es juego y el juego es trabajo". El juego debe estar incluido en los objetivos a trabajar con nuestros niños.
El más complejo es el juego simbólico, en el que la capacidad de representación ya debe estar presente, supone asignar identidades a muñecos, imaginar carreteras para los coches, utilizar un palito como cuchara para comer algo invisible, etc, Todo esto les supone una gran dificultad, por eso con nuestros niños hay que ir poco a poco, planteándose metas más a corto plazo, y no debemos esperar a que ellos solos aprendan a jugar.

4 comentarios:

Lupita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucía dijo...

Hola Inma, encantada de comenzar a leerte. Seguro que pasaré a menudo por aquí. COmpletamente de acuerdo contigo en la necesidad de enseñar a jugar a los niños y niños con TEA. Te dejo un link a un artículo sobre como trabajar el juego muy interesante (aunque a lo mejor lo has leído ya:
http://juegotxt.blogspot.com/
Saludos

Elena Cabeza dijo...

Hola Inma, hoy te he encontrado y eres un hallazgo :-)
Yo también soy logopeda en un cole de educación especial y trabajo con niños con autismo. Me ha encantado leer tus sugerencias y actividades. Espero seguir en contacto y gracias por tu trabajo porque nos ayuda en el trabajo del día a día.

TT34 Leon dijo...

Muchas gracias por sus aportaciones, sin duda nos ayudaran mucho a hija y toda la familia. Un abrazo desde México.