lunes, 20 de junio de 2011

Una jornada más que inclusiva


El pasado sábado Miguel y yo pasamos una jornada veraniega estupenda. Hace unas semanas la tutora de ordinaria de Miguel me comentó que a nivel particular quería invitar a sus alumnos a comer a su casa de la playa, invitaba a toda la clase y quería contar con Miguel, me pidió que le acompañara yo porque eran muchos niños y quería que Miguel pudiese disfrutar igual que el resto,pero sin apoyo y tratándose de la playa le daba un poco de respeto. Mi respuesta fue enseguida que si, ya sabemos que no hay muchas oportunidades como esta para nuestros chicos, pasar un sábado entero con sus compañeros de clase en un ambiente diferente al colegio, es todo un lujo para Miguel.
Por supuesto se lo puse a Miguel en el calendario, entendió perfectamente lo de la playa, lo de los compañeros de clase no tanto y lo de la tutora creo que tampoco, cada vez que se lo decía, él contestaba, "Miguel con la mamá", yo le confirmaba que también iría y así él se quedaba muy tranquilo.
Llegó el sábado, tocaba madrugar porque habíamos quedado temprano, lo desperté y se levanto raudo y veloz, "a la playa con la mamá" decía. Quedamos en la puerta del colegio, esto Miguel no lo entendió, cuando vio que iba en dirección al colegio se enfurruñó un poco, "al cole no", "el sábado no hay cole". Aparqué el coche y no quiso bajar a saludar a nadie, por si acaso tenía que entrar en el colegio, decía "a la playa, vaaaamooooos". Esperamos un poco a que fueran llegando los compañeros y le dije que el cole estaba cerrado, conseguí que bajara, fuimos a la puerta para que comprobara que estaba cerrado y no podíamos entrar. Miguel necesita explicaciones sencillas, claras y cuanto más evidentes mejor, así que probó la puerta y dijo "está cerrado". Eso le tranquilizó y así pudo estar fuera del coche con todos mientras esperabamos. Se completó el grupo y allá que nos fuimos, eran 18 niños, la tutora y su marido, otra maestra igual de comprometida, una chica de prácticas y yo.
Había que repartir a los niños en los diferentes coches, con Miguel se vinieron la chica de prácticas y dos niñas de su clase. Llegamos al apartamento, almorzamos y después fuimos a la piscina, estaban todos los niños felices, ninguno dejaba de sonreir, era un gusto verlos. El comportamiento de todos era de lo más inocente, a pesar de los 12 años que contaban casi todos, no se veía aún esa rebeldía adolescente que tantos otros muestran.
De la piscina fuimos a la playa, todos los niños fueron muy obedientes, dos mayores dentro del agua y tres fuera controlando, ninguno se metió más hondo de lo que se dijo, ninguno se alejó, estaban tan emocionados viviendo aquella jornada... Se oían comentarios, "la mejor excursión del curso"...
Miguel se llevó a la playa todos sus artilugios, la tabla, los cubos, los barcos... Dentro del agua a ratos estaba más cerca del resto de niños y a ratos se alejaba, principlamente porque le he enseñado a que me tenga de referencia y se ponga justo enfrente de mi, así está pendiente y aunque la corriente le lleve, él vuelve a su sitio. Aquí el mar tiraba un poco de más y el resto de niños con los adultos se dejaba llevar. Llegó la hora de la comida, a Miguel no le vino muy bien, él quería más playa, pero no opuso resistencia, un par de veces "a comer no" mientras recogía él mismo sus cosas. Llegamos al apartamento y más piscina de nuevo, el hecho de ser un día tan acuático a Miguel le vino genial. Había algún niño que no sabía nadar y uno de ellos miró a Miguel y me dijo ¿cómo ha aprendido a nadar? Le expliqué y me sentí orgullosa, me gusta que el resto de niños vean las capacidades de Miguel y las valoren y la cara de este niño, si valoraba que Miguel nadase. Fuimos a comer al apartamento y después mientras los mayores comíamos los niños jugaban a las cartas, charraban... a Miguel le dejé la Nintendo DS que siempre es una ayuda en los ratos más tranquilos, varios niños se acercaron a ver su juego, otros se la pidieron y Miguel como es generoso a cada uno que se la pedía se la dejaba. Miguel también es bueno con la DS, y escuché comentarios de "has visto Miguel, va el primero" "que bien juega", incluso dirigido a mi, Miguel juega muy bien a Mario, eh?
Por la tarde más piscina, estos niños nunca tienen bastante! Seguían todos con la sonrisa puesta, disfrutaron muchísimo y no paraban de decirlo. Miguel estuvo entre ellos como uno más, él pendiente de sus cosas, pendiente de mi también y los niños a ratos lo llamaban para que se sentara con ellos o le decían alguna cosa.
A mi me hicieron algunas preguntas sobre Miguel, la primera fue nada más llegar, ¿Miguel algún día será como nosotros? Qué vértigo me da ahora la pregunta!! Les expliqué que Miguel era como era y que no iba a cambiar, que aprendía cosas nuevas como ellos, pero que siempre sería así. Luego me preguntaron si iría la instituto como ellos, les dije que repetiría 6º, entonces al otro año ya vendrá al instituto? Les expliqué que Miguel necesitaba apoyos como tenía en el cole, ir a un aula donde aprendiera otras cosas que ellos ya sabían y tener a alguien que le ayudara en la clase como cuando está con ellos, entonces pensaron que repetiría 6º muchas veces...
Por la tarde un niño se me acercó, y empezó a decirme que él y sus amigos hablan muchas veces de Miguel, que les gusta imaginarse como sería si no tuviera autismo, le expliqué que Miguel era así y que no existía este Miguel sin autismo, él decía ya, ya, pero como sería? Le die que sería otro niño diferente que no sería este Miguel. También me dijo que era muy bueno, que jugaba mucho en el comedor con el monitor, que le encantan los aviones de papel y que le querían mucho.
En definitiva fue una jornada estupenda, las maestras se portaron fenomenal con todos los niños y por supuesto con nosotros también. Hay que decir que la maestra comentó que es el mejor grupo que ha tenido, que los ha tenido muy buenos, pero los de 6º suelen tener más altibajos por la edad en la que están y que este en concreto era buenísimo. Yo lo pude comprobar así es y desde luego creo que para Miguel ha sido una suerte que estos hayan sido sus compañeros durante 6 cursos, una lástima que se acabe, pero llegan nuevas etapas con nuevos horizontes.

9 comentarios:

Cristina dijo...

Inma,como me alegro...je,je,al principio me he reido cuando explicabas que no queria bajar del coche por si lo levabais al cole...luego,con todo lo que has contado,me has echo caer la lagrima.Que bonito,de verdad,vivir este tipo de experiencias,me alegro muchisimo por Miguel,por ti e incluso por sus compañeros,crecer con Miguel,seguro ha sido muy enriquecedor para ellos...para todos,eso és la grandeza de la inclusión,que nos enriquece a todos.Un beso,Inma.

Betty dijo...

Inma,creo k tu actitud,es LA ACTITUD.
Me encanta la naturalidad como cuentas las preguntas de los compis d Miguel.
La rabia e indignacion d los familiares d personas con autismo,hacia el resto d personas xk no entienden o no saben,dsd mi punto d vista,no conducen a nada.Creo k es mas sencillo para todos,parar y explicar d forma sencilla lo k tienen nuestros hijos,como haces tu y yo.
Cuando dicen,k niño mas maleducado,no dems una mala contestacion,no nos idignems,explikems a esa persona k nuestro hijo tiene un problema,aunk no nos apetezca,es un paso a paso hacia la concienciacion.
Un abrazo,y un besote a Miguel

Cristina dijo...

Yo tambien pienso como Betty...aunque a veces me hierba la sangre,no siempre tenemos el dia para explicaciones "amables",pero no quita que piense igual,és más,todas las mamis de los blogs creo que somos de esa mentalidad,de ahí la idea de crear un blog,entre otras cosas,para informar,pues somos conscientes de la falta de información que hay en la sociedad...no creo en la maldad de las personas,muchas veces las palabras hieren porque son fruto del desconocimiento...sí,habrá de todo,lo sé,pero la mayoria de veces,son fruto del desconocimiento y en eso estamos,en que cada vez haya menos desconimiento sobre el autismo.Besos a las dos.

La Sonrisa de Arturo dijo...

aaaay qué maraavilla Inmaaa! me tienes aquí suspirando aaaayyy!

alicia dijo...

inma, me ha encantado ni integracion ni inclusion, esto es inmersion y nunca mejor dicho...

e sorperendes cada dia mas, con tus ganas de integrar a Miguel a pesar de las dificultades y los disgustos que eso te trae...como aceptas sus diferencias y como te pones a su nivel... y eso de verdad Inma en un padre no es facil,,, y te lo digo porque vo muchos.,
Un ejemplo para muchos niños con autismo, papas y mamas, compañeros de aula, otros profesionales...solo te digo que tengais mucha suerte con los planes de futuro, de verdad que Miguel se lo merece...

Betzabe dijo...

Inma son comentarios que ponen de manifiesto el cariño real, verdadero de estos niños por Miguel, desean lo mejor para el, denotan sus capacidades, hasta fantasean con una "cura" para Miguel, sabemos que no debemos alentar esas falsas creencias, pero en el fondo son deseos genuinos de que Miguel siga teniendo un buen porvenir, si hasta estan preocupados porque Miguel les alcance en el instituto, son unos niños maravillos igual que tu Miguel!!

Inma Cardona dijo...

Gracias a todas por los comentarios, la verdad que siempre pienso que es necesario creer en nuestros hijos y darles todas las oportunidades posibles. Me gusta que los niños pregunten abiertamente y es necesario que les demos todas las explicaciones necesarias para que entiendan mejor las cosas. Muchos niños no solo estos, siguen pensando "pobrecito que no es como nosotros" con toda su buena fe, y nosotros debemos explicarles que no hay que lamentar nada. Ellos pueden ayudarles a que participen de las cosas, a que sigan aprendiendo y deben valorar que ellos son así y no por ello son infelices.
En cualquier caso en estos encuentros aprenden tanto unos como el otro y son una oportunidad inmejorable. Sigamos en esta linea.

Cristina Ruiz dijo...

Ay, Inma! Qué bonito!!! Qué bueno para tu hijo... y para el resto de niños!!. Me encantan las preguntas que te hacen sobre Miguel, se nota que refelexionan sobre el tema e intentan entenderlo, y eso es crear ciudadanos del futuro. Y además, como siempre, me encanta como lo cuentas. Enhorabuena!!!

Graciela dijo...

A mi me has emocionado! feliz feliz que Miguel haya compartido un día con sus compañeros fuera de la escuela!

Como dices es natural que pregunten, explicarles de manera simple, ellos lo entienden! tal vez los adultos no.

Me alegro Inma! por Miguel, por la familia, por vos, les dejo besos y abrazos :)