sábado, 31 de mayo de 2008

PRESENTACIÓN

Mi nombre es Inma Cardona, soy logopeda de un colegio de Educación Especial. Llevo trabajando en el campo de la Educación Especial 20 años, como logopeda llevo 5 años. He pasado por diferentes etapas, primero en colegio, después en centro de día y ahora de nuevo en colegio. Siempre me ha interesado mucho todo lo que las personas con las que he trabajado me han aportado, que ha sido muchísimo. En mi vida personal, ha habido situaciones que me han hecho evolucionar mucho como persona, la más importante ha sido la de ser madre. Mi vida tiene un antes y un después. Durante mi primer embarazo, no pensé que el cambio sería tan grande, al margen de las horas de sueño que pierdes y del trabajo multiplicado, mis sentimientos fueron los que más evolucionaron, esa sensación de cuidar del bebé, de enseñarle todo, de verlo crecer, es grandioso. Mi hijo mayor se llama Roberto y es un ser estupendo. Con mi segundo hijo, los sentimientos fueron similares, con un poco de impotencia de no poder dar más de si, pues el segundo no duplica todo, si no que lo multiplica por mucho, y Roberto sólo tenía 17 meses, por lo que nos necesitaba muchísimo. Miguel mi segundo hijo, es otra persona maravillosa. Las vidas de mis dos hijos eran muy similares ya que sus edades eran muy cercanas. En este crecer hubo una interrupción, fue cuando vimos que el paralelismo en su desarrollo se iba alejando, Miguel no jugaba como Roberto, no nos miraba apenas, no le interesaba las cosas que interesan a otros bebés. Miguel es autista, pero esto es sólo una condición, una forma de ser, ante todo Miguel igual que Roberto es un niño y esto está por encima de todo. Ser madre es lo mejor que me ha pasado en esta vida. Así que aún me atreví a repetir, entonces nació Inma, otra maravilla de persona, poco a poco los iréis conociendo y viendo cómo han contribuido a crear una relación estupenda entre ellos. Hablaré sobre todo de lenguaje, de comunicación, de la comunicación de Miguel. Por supuesto no puedo dejar de nombrar a la persona con la que comparto mi vida, al padre de estos tres niños maravillosos, es Roberto, una persona con una visión positiva de la vida, que me acompaña siempre y a quien quiero con locura.

6 comentarios:

Mª Ángeles dijo...

Mis más sinceras felicitaciones por esa iniciativa Inma, que sin duda dará grandes frutos para conocimiento de todos, así como para un mejor entendimiento en el desarrollo de Miguel y de ti misma como madre y persona.

El triunfo es de Miguel y tuyo compañera, porque sabes escuchar, comprender y actuar siempre con coherencia.

El beneficio será de aquellos a quienes nos motive conocer y respetar las diferencias que son las que nos hacen iguales

Permaneceremos al tanto de tus acciones en ese blog que nos acabará enriqueciendo a todos para contribución de una sociedad, más justa y solidaria.

Mucha fuerza, Inma.

Arturo dijo...

Gracias Inma,
Gracias por escribir en nuestro blog y gracias por escribir tu experiencia de madre aportando los conocimientos de logopeda. Voy a empezar con tarjetas ahora mismo.

ester ruiz dijo...

Gracias Inma por ofrecer tu experiencia personal y dar a conocer el esfuerzo realizado y vuestro logros conseguidos en favor del desarrollo de Miguel.
Somos muchos los profesionales de la Educación Especial a los que nos ayudas a conocer, desde una perspectiva real y familiar, las posibilidades de los niños y niñas con autismo.

Un saludo: Ester

Miguel, autismo y lenguaje dijo...

Hola Esther, me alegro de que te guste, esa que comentas es la finalidad del blog. Espero seguir viéndote por aquí. Saludos Inma

manoly dijo...

Hola Inma.
Soy uxue, y acabo de leer tu comentario en mi blog.
Me parece muy interesante tu blog, que ello ayude a muchas personas a ver el autismo desde el optimismo y la lucha.
Tengo tres hijos y el mayor es el que tiene autismo severo, debido a una epilepsia grave de la infancia que le dejó secuelas.
El carece por completo de lenguaje y su nivel de comprensión es bastante limitada.
Ha habido épocas muy difíciles, pero siempre hemos salido adelante, sin tirar nunca la toalla.

Podria hablar mucho del autismo y de lo que supone convivir con un autista, pero eso ya lo transmites tú muy bien en tu experciencia personal, y en el que muchas personas con un caso parecido, se verán bien reflejadas.

Lo que deseo ahora es compartir mi cariño, el amor tan intenso que se siente por estas personas.

Quiero a mis tres hijos con toda mi alma, pero el mayor es mi motor. Quien más me ayuda y motiva para seguir adelante, el que más me anima a sonreir y ver la vida desde otro punto de vista, apreciando y valorando lo que de veras merece la pena en esta vida.

Con su silencio, con sus gritos, sus sonrisas y sus tímidos abrazos (que le "robo" siempre que puedo), es lo que hace que cada día sea especial y le quiera aú más.

Tener un hijo con autimso nos hace especiales como madres y como personas.

Cada día me enseña algo, su “lenguaje” es diferente y especial y hace que mi relación con él sea muy especial.

Todas las tardes , cuando viene del Centro de Día, vamos de pasear por el mismo sitio, pues él así lo desea. Sentir todos los días su cálida mano mientras paseamos es una sensación maravillosa que se renueva cada día.

Me siento afortunda de tenerle y ojalá que su sonrisa y alegría siga formando parte de nuestra vida.

Sus hermanos son también especiales, él hace que así sea, que vean las cosas de forma diferente y luchen por ello.

Un abrazo enorme Inma y muchas gracias por compartir estas experiencias con todos nosotros.

anarodmen dijo...

Te he descubierto por casualidad al buscar datos sobre la evolución del lenguaje y "zas" me encontré leyéndote sin poder evitar dejar de hacerlo. Me encanta lo cercana que eres, lo bien que explicas todo y además con base y fundamento. Ya me tienes como fiel seguidora. Soy PT y da gusto leer a personas como tú. Y ahora me queda muuuuuchaaaaa tarea que es leer y aprender de todas tus entradas. Por eso mi primer comentario en tu primer post. Animo y a seguir. Un beso.